Compartir

No a todo el mundo le favorecen las mismas gafas. Para acertar y escoger las que más favorecen a cada cual, hay que tener en cuenta distintos factores, como la forma de la cara, el tamaño de la nariz o el color del pelo. Aquí encontrarás las claves para no fallar.

2Cara redonda

Mucha gente tiene dudas a la hora de describir la forma de rostro pero, por lo general, la cara redonda fácilmente reconocible. Sus rasgos están completamente redondeados y sus facciones apenas se marcan. Además, suelen ser caras de dimensiones cortas, tanto a lo largo como a lo ancho. Para que se vean favorecidas, es una buena idea arriesgarse un poco y alejarse de las gafas típicas.

¿El motivo? Si apostamos por monturas redondeadas, estaríamos potenciando redondez a la cara. Mejor busca unas gafas con forma cuadrada o ligeramente angulosas, porque te ayudará a estilizar la cara.