Compartir

Hay padres distantes y severos, padres sensibles, viajeros, deportistas, amantes de las artes, padres, en fin, para todos los gustos. Pero sea como sea el tuyo seguro que espera que este martes te acuerdes de él y le felicites como es debido. Y, si puede ser, que también le hagas un regalo… que no sea una corbata.

Aquí van algunas sugerencias con las que puedes acertar.

1Para los ‘gourmets’

Un buen restaurante siempre triunfa, pero puedes ponerle un plus de originalidad que seguro que tu padre aprecia si tiene buen paladar.

¿Qué tal un curso de cata de Gin Tonics? Los tienes en Madrid y Barcelona y muy completos por unos 15 ó 20 euros. Otras ‘experiencias’ quizá menos atrevidas y que también pueden gustarle, son la cata de vino o un curso de corte de jamón. Y no es cuestión de empujarle a la bebida.

Atrás