Compartir

La hija de 17 años de la mujer asesinada a cuchilladas en Bañolas (Gerona) en la madrugada del virnes, ha reconocido la autoría del crimen. Lo ha confesado durante su declaración ante la comitiva judicial, en la que hizo una reconstrucción de los hechos.

La joven, que hoy pasará a disposición de la Fiscalía de menores, admitió haber usado un cuchillo para apuñalar a su madre, aunque no recordaba el número de veces que lo hizo. En cuanto al motivo que le llevó al parricidio, aseguró que tenía problemas con su madre y aludió a una discusión reciente.

La joven fue detenida por los Mossos de E’squadra  en Playa de Aro (Gerona), tras huir de su domicilio, en el que se encontró  una nota manuscrita de despedida y el cuchillo.

Fue el hijo menor de la víctima, quien encontró a la mujer de 53 años de edad, sin ropa, a los pies de la cama y en un charco de sangre al volver a casa hacia las 21:00 horas de este miércoles, y quien llamó a Emergencias. Sin embargo, cuando llegaron los sanitarios, no pudieron hacer nada por ella, porque estaba muerta y con marcas de puñaladas.

Los agentes han confirmado que se trata de una muerte violenta, y han encontrado un cuchillo lleno de sangre en el dormitorio, que presuntamente es el arma del crimen. Tras varias horas de inspección de la vivienda, el juez ordenó el levantamiento del cuerpo al que se le practicará la autopsia a lo largo de la jornada de este jueves.