Compartir
Patricia González, en el centro
Patricia González, en el centro

La Policía Nacional ha detenido a una mujer, miembro de la asociación Infancia Libre, por secuestrar durante dos años a su hija, de 10 años de edad. La detención de Patricia González Arribas, profesora de excedencia, de 43 años de edad, tenía lugar en el municipio madrileño de La Cabrera, en la finca donde tenía oculta a la menor de edad.

Fue el pasado 1 de abril, tras la noticia de la detención de María Sevilla, presidenta de la misma asociación, cuando el padre, Daniel, se personó ante la Policía para denunciar que sufría una situación similar.

Según relató ante los Juzgados de Plaza de Castilla, llevaba dos años sin ver a su hija menor de edad después de que su exmujer hubiera incumplido el régimen de visitas, le hubiera llegado a denunciar hasta en dos ocasiones de agresión sexual y se hubiera ocultado de ella.  Desde ese momento, pesaba sobre ella una orden de averiguación de domicilio y otra de busca, detención e ingreso en prisión.

Al parecer, desde febrero de 2017, cuando ya pertenecía a la asociación Infancia Libre, Patricia dejó de permitir al padre ver a la niña; en octubre de ese mismo año dejó de llevar a la pequeña al colegio, después la progenitora se cogió una baja y luego una excedencia.

Finalmente, los agentes dieron con la pequeña este sábado tras seguir la pista de la actual pareja de la madre. Si bien ella llevaba con el móvil dado de baja desde hacía dos años, él lo apagaba cada vez que entraba en la finca donde se encontraba la niña oculta.

Tras dar con la menor, y según las fuentes citadas, su primera reacción fue decir que no quería ir con su padre: “Estaba adoctrinada para verlo como el enemigo”. Tan solo unas horas después,  la niña se mostraba feliz, con la ropa nueva que le compró su padre y a la espera de sus padres que viajaban desde Reus para encontrarse con ella.

Según ‘El País’, ante la similitud con el caso de María Sevilla, la policía ha abierto una línea de investigación sobre la asociación Infancia Libre, “por si se tratara de algún tipo de organización”.

La madre, que pasó a disposición judicial este sábado, fue puesta en libertad con cargos. Este lunes se ha acordado que no podrá acercarse a la menor a menos de 500 metros, tampoco será posible que se ponga en contacto con ella por cualquier medio. También tiene prohibida la salida del territorio nacional.