Compartir

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el real decreto con medidas urgentes en materia de alquiler que entrará en vigor tras su publicación en el BOE este martes y que deberá ser convalidado por la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados.

Estas son algunas de las medidas que contempla el decreto:

  • El precio del alquiler se tendrá que actualizar de acuerdo al IPC
  • Los plazos se amplían de 3 a 5 años (y a 7 cuando el arrendador es una empresa)
  • Se incrementa el periodo de preaviso para cuando el inquilino quiere dejar la vivienda (a 2 meses) o el arrendador quiere recuperar su casa (4 meses)
  • En caso de fallecimiento del arrendatario, los familiares podrán continuar en el alquiler, en situaciones de vulnerabilidad social.
  • Se limitan a dos meses de renta las garantías adicionales a la fianza que pueden exigirse al arrendatario en el momento de firmar el contrato.
  • Bonificación de hasta el 80% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para los que arrienden su vivienda a un precio moderado
  • Los gastos de gestión inmobiliaria y formalización, deberá asumirlos el arrendador si es persona jurídica.
  • El acuerdo de una mayoría de 3/5 de propietarios se puede limitar o condicionar los pisos turísticos.
  • Los propietarios no podrán pedir más de dos meses de fianza.
  • Procedimiento específico cuando el desahuciado sea una persona u hogar vulnerable: Se clarifica la obligación de señalar día y hora del desahucio.