Compartir

Terelu Campos, operada en la mañana del miércoles como consecuencia de las complicaciones originadas por la mastectomía a la que se enfrentó, deberá permanecer ingresada unas horas más en la Fundación Jiménez Díaz de la capital madrileña.

Tal y como adelanta ‘Look’, la presentadora no ha pasado una buena noche. Tras la intervención, Campos pasó una madrugada, nerviosa, dolorida e incómoda. “Está fastidiada. Ha pasado la noche regular. Lleva un drenaje y está muy molesta. No está siendo fácil la recuperación, pero hay que tener paciencia”, comentó una persona de su entorno al citado medio.

Las previsiones apuntaban a que Terelu abandonaría el hospital hoy jueves, pero las complicaciones originadas la obligarán a permanecer ingresada.  “Hoy no le van a dar el alta y mañana tampoco es seguro. Todavía no se sabe”, reveló la misma fuente.  “La operación se alargó. Iba a ser una cosa corta y acabó siendo de casi seis horas. Le pusieron anestesia local y hubo que suministrarle más varias veces, además que la aplicación del injerto se complicó un poco. Su piel está muy radiada y la calidad se deteriora”, matizó.