Compartir

El artista y compositor madrileño Nacho Cano prometió este jueves un “show muy potente” el próximo sábado sobre el escenario principal del festival Sonorama Ribera 2019, en una actuación que confió “elevará y reflotará las canciones de Mecano para las nuevas generaciones”.

Aranda de Duero es el lugar elegido por uno de los miembros del mítico grupo para regresar a los escenarios, 22 años después de la última vez que se subiera a uno de ellos. “No tenía intención de tocar ni aquí ni en ningún sitio, porque reinterpretar Mecano es algo que no se debe hacer si no se va a hacer muy bien”, dijo.

Cano, quien ensalzó así la participación en el concierto de voces de la música ‘indie’ del panorama musical actual, como los vocalistas de Miss Caffeina y Elefantes, que darán color a los himnos que en otro momento eran únicamente propiedad de Ana Torroja. “Esta gente canta toda de puta madre”, exclamó.

En un salón de plenos del Ayuntamiento ribereño lleno a rebosar, el artista recordó que la idea nació con una propuesta del productor arandino Javi Adrados, con quien mantiene una firme amistad. Así, admitió que en ese momento se preguntó “qué le gusta a los ‘indies’”.

“Yo no los había conocido porque en mi época lo más ‘indie’ era yo”, ironizó, entre las risas de los presentes. Momento en el que aprovechó para subrayar la labor de un festival “diferente”, que “se distingue porque a los que vienen, por encima de todo, les gusta la música”.

Tuvo palabras de agradecimiento para la organización por mantener la esencia de este encuentro, que en esta edición se extenderá hasta el domingo, con numerosos espacios para escuchar música y un nuevo recinto de 157.000 metros cuadrados para albergar a los 110.000 visitantes que se prevé inunden desde hoy Aranda de Duero.

“No me han puesto restricciones a nada de lo que he pedido”, insistió Cano, quien informó de que este espectáculo se grabará para la elaboración de un documental que emitirá Netflix próximamente. “Espero que de este modo conozcan la música de Mecano mis nietos y bisnietos, aunque no tengo hijos”, una frase que descubrió las risas del foro presente.

Así, el director del Sonorama, Javier Ajenjo, orgulloso, quien no cabía dentro de sí en esta rueda de prensa, recordó que tras 22 años sin subirse a un escenario Nacho Cano ofrecerá un concierto “único y especial” en la vigésimo segunda edición del festival. Podrán escucharse temas como ‘Hoy no me puedo levantar’, ‘Me colé en una fiesta’, ‘La fuerza del destino’, ‘Barco a Venus’, ‘El 7 de septiembre’, ‘Vivimos siempre juntos’ o ‘Un año más’, entre otras.

Cano es el eje de este año en el Sonorama, al que se sumarán más de 120 artistas, como Crystal Fighters, The Vaccines, Miss Caffeina, Taburete, Love of Lesbian o Fangoria, entre otros. Asimismo, en el nuevo escenario Urban Stage se podrá disfrutar de los ritmos más urbanos y actuales de Juancho Marqués, Cupido o Delaporte, entre otros.

Ajenjo, quien insistió en que hoy es un “día muy especial” para Sonoroma Ribera, se dirigió al artista madrileño: “Gracias por el regalo que nos has hecho, por la música, venir al festival. La gente que viene ama la música y es feliz con ella. Otros festivales se han convertido en destino de vacaciones, que también está muy bien”.

A su juicio, para el festival “era algo imposible” contar con Nacho Cano y admitió que cuando se planteó la idea era una “quimera”. “Pero queríamos volver a escuchar las canciones del que ha sido un referente absoluto en la música del país”, sostuvo Ajenjo, quien reconoció que a veces les preguntan “por qué viene tanta variedad”. “Pues por que queremos saber de donde venimos, nuestro ADN. Y tener a Nacho Cano es el momento más importante del festival, nos permitirá revivir nuestra infancia y juventud”, continuó.

Igualmente, deslizó que el artista “podría haberlo hecho cómodo y fácil, pero lo ha hecho difícil”. Por eso, realizá una reinterpretación “absoluta”, gracias a un trabajo “increíble” desarrollado en los últimos meses, “para hacer un show que será recordado en la música nacional”, con el prestigio que para Sonorama supone, y al que se se suma que pasarán por el escenario cabezas de cartel que han estado en estas 22 ediciones.

Junto a todos ellos estaba la alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González, quien definió como un día “especialísimo” para la localidad este jueves y para ella como “fan” de Mecano. “Me encuentro nerviosa”, asintió sentada junto a Cano. Agradeció a los artistas su participación en el festival, especialmente al madrileño, que ha escogido la localidad “para volver a subirse a los escenarios y es un gran lujo que Aranda sea el espacio donde todos podamos disfrutar de él una vez más”.

(SERVIMEDIA)