Compartir

El cantante de ‘The Prodigy’, Keith Flint, ha muerto a los 49 años de edad, en su casa de Essex (Inglaterra). Según ha adelantado ‘The Sun’, de momento se desconocen las causas de su muerte, y los agentes no barajan ninguna causa sospechosa. Sin embargo, quien fuera su compañero Liam, ha confirmado que se suicidó este fin de semana.

Junto a una fotografía del vocalista, Liam Howlett ha publicado: “no puedo creer lo que estoy diciendo pero Keith se suicidó el fin de semana” y añade que está en shock, enojado y con el corazón roto.

 

Según el diario ‘The Sun’, los servicios de emergencia se trasladaron hasta la residencia de Flint en Dunmow este lunes, poco después de recibir a las 8 horas de la mañana una llamada en la que se alertaba de un cuerpo inconsciente.

“Nos ha llamado una señora preocupada por el estado de un hombre en una dirección en Brook Hill justo después de las 8.10. La muerte no está siendo tratada como sospechosa y se está preparando un expediente para las autoridades forenses. Sus familiares ya han sido informados”, ha asegurado la policía

“The death is not being treated as suspicious and a file will be prepared for the coroner.” https://t.co/wm8F0oYMXC

El icónico artista había terminado recientemente una gira que le había llevado a Australia. En mayo iba a emprender otra en Estados Unidos.

La banda expresó en un comunicado su “profundo shock y tristeza” por el fallecimiento de Flint, al que calificó de “un pionero, innovador y leyenda”.