Compartir

Michelle Obama alquiló durante un par de días una de las viviendas más exclusivas e imponentes de Hollywood Hills. La casa, ubicada en el exclusivo vecindario de Doheny Estates, consta de más de 1.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas que incluyen siete habitaciones, 12 baños e increíbles vistas a la ciudad de Los Ángeles. La vivienda es más conocida como la ‘casa de los tiburones’ (Shark House) por tener un estanque de unos 1.000 litros con varios ejemplares de este animal en su interior.

La mansión se puso a la venta el año pasado por 35 millones de dólares aunque ahora su precio se ha rebajado hasta los 23 millones. Nunca ha tenido un propietario que viviera en ella, solo algunos alquileres fugaces, según publica ‘TMZ’.

La presencia de la exprimera dama estadounidense se debe, según estas mismas fuentes, a que Michelle estaría explorando el vecindario ante la posibilidad de mudarse de Washington D. C. con el resto de su familia. Su visita obligó a tomar fuertes medidas de seguridad y para preservar su intimidad mientras Michelle pasaba la noche allí el propietario tuvo que apagar todas las cámaras de seguridad, según indican medios estadounidenses.