Compartir

Pilar Rubio y Sergio Ramos se darán el ‘Sí quiero’, este sábado 15 de junio, en una ceremonia que quieren celebrar en la más estricta intimidad y rodeada de excentricidades. Con este objetivo no han dudado en imponer requisitos de obligado cumplimiento a sus invitados, y han introducido medidas de seguridad para garantizar que no se cuelan miradas indiscretas.

La ceremonia tendrá lugar en la Catedral de Sevilla donde cantará Niña Pastori y, según ‘Cotilleo‘, las visitas al templo y a la Giralda se suspenderán antes del horario habitual, a las 15:30 h, con motivo del enlace. Además, la empresa de seguridad contratada por los novios ha solicitado también la salida del personal que trabaja habitualmente allí, según informa ‘ABC‘.

La fiesta se celebrará en la finca sevillana del capitán del Real Madrid, y en ‘La alegría’ está previsto que actúe la banda de rock AC/DC hacia las cuatro de la madrugada.

Como en todas las bodas, el vestido de la novia continúa siendo el secreto mejor guardado y no se sabe si la presentadora irá vestida de blanco, aunque según ha dicho la propia Pilar, “no será una novia cualquiera”.

En cuanto a los requisitos del evento:

‘Dress code’: Las invitadas podrán ir de largo, pero sin estampados y quedan prohibido vestir de blanco, rojo, rosa, naranja y verde.

Nada de móviles: Los invitados que compartan el gran día con la pareja tendrán que abandonar los móviles.

Unicornios: El mismo ser fantástico que adorna las invitaciones de boda tendrán que lucirlo los invitados, en forma de tatuaje adhesivo en la muñeca para poder acceder. Será indispensable.

No menores: Los menores de 18 años no están invitados a la boda, de lo que se desprende que tras la ceremonia religiosa, los tres niños de la pareja, Sergio, Marco y Alejandro, también se retirarán.

Nada de regalos: Los novios no quieren regalos y han pedido a sus invitados que en su lugar hagan donaciones y sugieren a Unicef y Piel de Mariposa. Según ‘ABC’, el nombre que recibe la cuenta es “Boda Unicornios”.