Compartir

Chabelita ha repasado la vida de su madre, Isabel Pantoja en el programa ‘Lazos de sangre’, donde ha hablado de su trayectoria, su paso por la cárcel o la relación que mantienen madre e hija: “Creo que mi madre tiene depresión desde que entró en prisión, aunque realmente creo que no es feliz desde que se murió Paco. Me gustaría verla feliz, verla contenta”.

Al hablar del corazón de la artista, aseguró que no ha superado la pérdida de Paquirri y que “en Cantora está todo como lo dejó él” y se siente, incluso su presencia. “Siempre se habla de él, está presente en muchas conversaciones” y según su relato, en los 35 años que han pasado desde la muerte del torero, su viuda no había vuelto a ver vídeos suyos hasta ahora que se los pone a su nieto.

La entrada en prisión de la cantante fue un verdadero golpe para la familia y en el caso de Isa, fue un “shock”, según declaró, porque llegó en un momento en el que además no se hablaba con su hermano Kiko: “En casa aún nos cuesta pronunciar esa palabra. Pero es una realidad en sí, ya ha pasado y no me cuesta hablar de ello. Lo pasé muy mal (…). Me fui con Dulce a Londres y espabilé, eso me ayudó a superar mi trauma. Fui a verla muy poco. Como estaba fuera tampoco me enteré de mucho, porque no ponía la tele”.

Fue durante ese período, según contó, con la ausencia de su madre y la sobreprotección que regía en su vida, lo que le llevó a escaparse de casa con 18 años: “Tenía tanta sobreprotección que necesitaba escapar. Prefería estar en el internado a estar en Cantora”.

En cuanto a la relación madre e hija, Chabelita lamentó una mayor cercanía entre ambas porque “pocas veces hemos tenido una conversación de mujer a mujer” y  “a veces noto esa falta de cariño”.

Más allá del momento actual, Chabelita expresó un mayor pesar por no haber contando con su madre más tiempo durante su infancia, en la que la niñera Dulce, era quien cubría su lugar: “Mi madre nunca podía venir a verme a ballet y a mi me gustaba que fuesen a verme, entonces venía Dulce. Se ha convertido en esa segunda madre que venía a las reuniones, a los festivales… Yo tenía a Dulce como la mala porque era la que me castigaba y a mi madre como la buena porque era la que me traía cosas”.

En cuanto a su relación familiar, Isa ensalzó a su hermano Kiko como su principal referencia, al que siempre ha acudido para pedir consejo y al que adora, pese a las continuas peleas

Muy distinto fue el tono acerca del resto del clan familiar, y la hija de la artista subrayaba cómo ha sufrido al sentir las distinciones entre su hermano Kiko y ella. Fue al hablar de su tío, Agustín Pantoja, cuando ahondaba en sus sentimientos: “Un tema que no se ha tocado es el tema de mi tío y no se va a tocar en la vida porque no vamos a llegar a ningún entendimiento. La relación con mis tíos nunca ha sido buena. Nunca me he sentido igual de querida que mi hermano. A día de hoy a Cantora voy lo justo. Nunca he puesto a mi madre entre la espada y la pared y tampoco lo haría”.