Compartir

La duquesa de Cambridge, Kate Middleton, de 38 años, realizó el miércoles un viaje oficial a Irlanda del Norte. Middleton se desplazó hasta la granja de Open Ark, a las afueras de Belfast, donde dejó alucinados a los presentes cuando con toda naturalidad cogió una serpiente que le entregó un trabajador de la granja.

“¿Estás bien?” preguntó Middleton mientras tocaba la serpiente con una calma sorprendente, para después acercar al animal hasta un niño que permanecía a su lado. “Quieres tocar a la serpiente”, volvió a preguntar la mujer, esta vez dirigiéndose al menor. “Tienen una piel increíble. Es la primera vez en mi vida que sostengo una serpiente en mis manos”, exclamó la duquesa.

Según explicó Sophie Wrigglesworth, responsable de la granja de animales, fue Middleton quien pidió expresamente ver al reptil, ya que no estaba planada su exhibición ante la realeza, y añadió que la duquesa alimentó a varios animales.