Compartir

Belén Esteban y Miguel Marcos se casan este sábado 22 de junio y no han dejado nada al azar. La colaboradora ya ha anunciado que no será una boda normal y poco a poco se van conociendo algunos de los detalles previstos para la celebración que tendrá lugar en la exclusiva Finca del Henares, al norte de Madrid, así como su afán por mantenerla alejado de los paparazzis.

3MEDIDAS DE SEGURIDAD

Según ha publicado ‘Cotilleo‘, la de Paracuellos no ha escatimado en seguridad y si normalmente el precio del dispositivo para este tipo de eventos gira en torno a los 50.000 euros, habría contratado todo tipo de medidas de seguridad, lo que podría haber supuesto un desembolso de 104.000 euros.

Sin embargo, el detalle que ha resultado más insólito, según ‘Jaleos‘ y que menos habría gustado entre los trabajadores de la finca de Alcalá de Henares donde se celebrará el enlace, es que la pareja obliga a los trabajadores del recinto y el personal del catering a firmar un “acuerdo de confidencialidad y de no divulgación”.

Este acuerdo incluye cuatro requisitos: el primero de ellos pasa por no poder llevar móviles ni cualquier otro dispositivo de grabación; el segundo es que estén dados de alta en la Seguridad Social; el tercero es que los empleados tendrán acceso a la lista completa de invitados; y el cuarto punto es que todo lo que suceda debe ser de carácter secreto y confidencial.

Atrás