Compartir

Iván Ferreiro es uno de los cantautores más prolíficos y prestigiosos del panorama musical español. Ahora, y con la gira de su último trabajo ‘Casa’ aún en la carretera, ha decidido sacar a la luz un proyecto en el que llevaba trabajando mucho tiempo y que tenía muchas ganas de sacar. Y es que Iván ha decidido homenajear a uno de los grupos gallegos más míticos de los ochenta, Golpes Bajos y a su cantante, fallecido en 2013, Germán Coppini. Iván Ferreiro entrega su alma en este homenaje en el que ha participado el ex miembro de Golpes Bajos, y amigo de Ferreiro, Pablo Novoa en las labores de producción. Este disco le ha “transportado” a su infancia y juventud y está “muy contento con el resultado”.

Pregunta: Este nuevo disco no es un disco habitual, es un disco que hace homenaje al mítico grupo gallego Golpes Bajos, ¿qué nos puedes contar de él, cómo surge?

Respuesta: Este disco para mí era un capricho, y de hecho, pensaba que no iba a tener más importancia que para los que fueran fans de Golpes Bajos, sin embargo, Warner hizo un vinilo, y le dio una importancia fuerte y está teniendo buena acogida.

Para mí hay varias cosas, estos temas los preparamos para el festival ‘Portamérica’ cuando falleció Germán Coppini, y en ese momento los preparamos los mismos músicos que ahora, y los grabamos calcado a lo que tocó Golpes Bajos en su día, es decir, las mismas cajas de ritmos, las mismas ‘sintes’, etcétera, luego lo dejamos ahí aparcado. Hace un año me pareció un buen momento para recuperar aquello, hablé con Pablo Novoa y le dije que lo produjera él. Yo en principio lo que quería era darlo los últimos detalles a lo que tocamos allí en el festival, pero Pablo decidió darle una vuelta más.

P: ¿Estás contento con el resultado final?

R: Sí, estoy contento. Ahora me pasa una cosa y es que me hubiera gustado tener 15 días más para mezclar el disco. Teníamos unos plazos muy cortos, pero en realidad, como íbamos a mezclar las pistas sin más y luego nos metimos en el berenjenal del volver a regrabar todo. Entonces me queda la duda de que si hubiera tenido unos días más, cómo habría quedado, aunque ahora ya ni lo pienso.

P: Se dice que la promoción de los discos tiene muchos detractores y muchos adeptos, ¿a ti te gusta hacer promoción?

R: Yo creo que un poco de las dos cosas, es una cosa que hay que hacer. El otro día subí en Instagram una promo del disco, yo no uso mucho Instagram, y me escribió Julián, de Love of Lesbian, y me dijo, “oye, tio, pon el link del disco en tu bio, porque si no desde el que has puesto no puede ir nadie” y yo le contesté “¡qué más da!” y claro, él me contestó “si da igual para qué haces promoción de un disco cuando lo sacas” (risas).  Con esto quiero decir que, uno hace un trabajo para enseñárselo a los demás y la promo es cansada. Pero es como todo en la vida, no hay nada de aburrido en enseñar lo que haces, es largo y es cansado, pero es bonito. Puede ser duro, pero no aburre enseñar lo que haces a los demás.

P: ¿Tú eres de esos compositores que cuantos más años lleva en este mundo, más maniático se pone con las mezclas?

R: Yo voy al revés, yo he descubierto hace mucho rato que el sonido no es mi especialidad, a mí me gustan las canciones, los ruidos y las melodías. Si te fijas, mis discos siempre los produce alguien porque prefiero que sea alguien el que al final decida si se pone ‘tiquis miquis’ con los agudos. Porque yo llega un punto en el que no doy para más. Entonces me he dado cuenta de que cuando me centro mucho en eso me he agobiado y me he desviado de la diversión.

P: Por qué has escogido ‘Cena recalentada’, puede ser una connotación más negativa ¿no?

R: Sí, pero es porque, yo lo veo como cuando coges una pizza precocinada y le pones un poco de tomate y un par de cosillas y la metes al horno para darle más vida, pues esto es igual, porque hemos hecho exactamente igual que lo que Golpes Bajos hizo, así que lo veo un poco por ahí. A parte, Golpes Bajos, era un grupo bastante melancólico, y Germán no era la alegría de la huerta.

P: ¿En qué ha influido Golpes Bajos en tu música, y en tu forma de componer?

R: Pues me he dado cuenta de que a mis canciones al que si le quitabas la voz, sonaba alegre, optimista, sin embargo era entrar yo y mandaba esa alegría al infierno (risas) y pensaba en las letras de Golpes y pasa un poco lo mismo, sus letras van un poco para abajo. Por otro lado es lógico, porque tiene esa connotación del ‘Punk’ ese eslogan de ‘no future’, entonces hay que recordar que Germán era un punky que cantaba de forma lírica, entonces ese ‘no hay futuro’ es capital en Golpes y me he dado cuenta que en mi carrera eso también ha tenido un peso grande en mi carrera. Con Piratas mi música era un poco así, nostálgica y para abajo. Es a partir de hace unos años cuando me doy cuenta de que las canciones pueden contener luz también, pero Golpes Bajos me convenció de que las canciones increíbles siempre van para abajo.

P: ¿Qué es lo siguiente para Iván Ferreiro?

R: Pues, seguir haciendo canciones. Lo siguiente que haremos será el ‘Colectivo Mugatu’ que es un proyecto que tenemos ahí. Todo con amigos, con Amaro, con Nico Pastoriza, con Martí, con Emilio y con todo el que quiera sumarse. A pesar de esto, aún me queda mucho por hacer, aún tengo mucho rato para dar la vara.