Compartir

La vida de Isabel Pantoja no ha sido nada fácil: a la muerte de Paquirri y a su paso por la cárcel, la cantante suma ahora un nuevo drama.

Según la información que publican varias revistas del corazón, Pantoja se encuentra hundida. Desde que ingresaran a su madre en un hospital de Cádiz la tonadillera no se ha separado ni un momento de ella.

Su salud es muy delicada, y por ello Pantoja no quiere dejar pasar ni un solo minuto sin estar a su lado. “Prefiero irme yo antes que mi madre. Lo es todo para mi”, asegura en declaraciones a ‘Lecturas’.

Según recuerda ‘Diez Minutos’, doña Ana ha sido un pilar básico en la vida de la tonadillera.