Quantcast

Isa Pantoja se mantiene al margen de las últimas polémicas de su mediática familia

La familia Pantoja se ha convertido en la gran protagonista de la crónica social en la última semana. La depresión que padece Kiko Rivera, el enfrentamiento público del artista con su madre, Isabel Pantoja, la futura boda de Isa Pantoja y Asraf, el positivo en Coronavirus de Irene Rosales o cómo la sevillana prefiere mirar para otro lado ante las deslealtades de su marido han sido alguno de los temas candentes que, estos días, han rellenado horas y horas de programación.

Pero, sin embargo, hay un tema que se lleva la palma, y es el distanciamiento más que evidente que hay entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Al parecer, y según sostienen algunas fuentes, el Dj habría pedido ayuda económica a la tonadillera y ésta, cansada de darle dinero continuamente a su hijo, se habría negado, estallando así una guerra sin cuartel en la que, tras un intercambio público de reproches, ambos han decicido echar el freno.

El fin de semana pasado, y raíz de conocer que Irene Rosales ha dado positivo en Coronavirus, Isabel habría llamado a su hijo para interesarse por el estado de salud de su nuera, emplazándose a hablar en persona en Cantora para solucionar unas diferencias que, para disgusto de la tonadillera, han trascendido públicamente.

Isa Pantoja, que por primera vez en mucho tiempo no está en medio de la polémica y ni siquiera es una de las protagonistas, prefiere mantenerse al margen y guarda silencio cuando le preguntamos por el enfado entre su madre y su hermano. Muy discreta, la colaboradora tampoco habla de cómo se encuentra Irene Rosales tras dar positivo en Covid ni qué opinión le merece que su cuñada perdone e incluso justifique las deslealtades de Kiko. Muda, Chabelita prefiere no defender a Irene de las críticas de varios colaboradores de televisión – entre ellos Alessandro Lequio – que la han llamado señora del siglo pasado por la actitud que tiene en su matrimonio.

Comentarios de Facebook