Compartir

La guerra que desde hace años enfrenta a Rocío Carrasco (hija de Rocío Jurado) con su exmarido y padre de sus hijos, Antonio David, parece no tener fin.

El último capítulo, según cuenta ‘Vanitatis’, para por el deseo de Rocío de que el juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas (Madrid) le embargue el sueldo que está percibiendo por su participación en ‘GH VIP’.

El motivo, según estas mismas fuentes, sería recuperar los 80.000 euros que al parecer Antonio David le debería al no pagarle la pensión de sus hijos durante al menos ocho años.

Un juez le condenó en 2005 a pasar una pensión de 550 euros a Rocío pero él se declaró insolvente. Sumando todas las mensualidades y los intereses, la cifra ascendería a 80.000 euros. Después los hijos se fueron a vivir con su padre.

Según ‘El Español’, el sueldo de Antonio David dentro de la casa es de los más elevados. Podría estar entre los 25.000 y los 30.000 euros a la semana.

El miércoles, nada más entrar en el concurso, relataba los difícil que se lo ha puesto su ex después de le pusiera una querella por “violencia de género, maltrato físico y psicológico continuado (…) Me pedía cinco años de cárcel y una indemnización de 80.000 euros”, aseguraba. Finalmente la justicia le daba la razón a Antonio David.