Compartir

Hacía 30 años que Terelu Campos no posaba en bañador pero este verano lo ha hecho tras la doble mastectomía a la que fue sometida el pasado otoño. La hija menor de María Teresa Campos se muestra feliz pese a las críticas que pueda recibir y ha respondido a la polémica que se ha generado sobre la venta de su ático.

En una exclusiva para ‘Lecturas‘, la colaboradora de TV ha confirmado, emocionada, que según las revisiones médicas todo va bien y que está “sana”: “Tengo la teta tipo ‘patchwork’, un trocito cosido por aquí, otro por allí. Me la pela. ¡Estoy aquí y hubiera estado aquí hasta sin tetas!”.

Precisamente, al hablar de su cuerpo, Terelu ha presumido del escote que tiene y ha  desvelado el regalo que Alejandro Sanz, con el que tiene una estrecha relación, le quiere hacer: “”Me regalará una sesión con un tatuador amigo suyo para que me tatúe el pezón”

Más allá de su estado de salud, Terelu tampoco ha tenido reparo en hablar sobre sus antiguos compañeros de ‘Sálvame’, con los que se ha mostrado muy enfadada, por sacar a la luz la venta del ático en el que vive desde hace cinco años por 1,4 millones de euros: “Me duele que mis excompañeros hablen de mis deudas”.

En cuanto a otros asuntos, la periodista también ha mostrado su preocupación por Kiko Matamoros al que le han diagnosticado varios tumores de vejiga: “Me preocupa que Kiko no hiciera caso del hospital cuando le detectaron los tumores, y se fuera de vacaciones. Tiene que enfrentarse cuanto antes para curarse”.