Compartir

Kim Kardashian ha demostrado su generosidad con el regalo navideño que ha hecho a cada unas de sus hijas y sobrinas del clan familiar.

La protagonista de ‘Keeping up with the Kardashians’ ha realizado un desembolso cercano a los 10.000 euros para regalar a cada mujercita de su clan un bolso de Louis Vuitton que la celebrity adquirió en su último viaje a Japón.

Kardashian compró 8 bolsos exactamente iguales para sus hijas, North y Chicago y sus sobrinas, todas menores de 6 años, Penélope, Dream, Stormi y True. La famosa compró dos piezas más para ella misma.