Compartir

La cantante Dua Lipa viajó a tierras asiáticas, más concretamente a Shanghai, por primera vez en su carrera y no fue todo lo bien que esperaba ya que tuvo que interrumpir su show porque dos miembros de la seguridad del recinto comenzaron a agredir a los fans de la cantante.

Como en todos los conciertos, siempre hay gente grabando y, como no, subieron a las redes sociales las instantáneas de los miembros de seguridad agrediendo a unas jóvenes para expulsarlas del recinto.

“Quiero que todos cantéis. Solo quiero que todos pasemos un buen rato. No vamos a estar aquí por mucho tiempo, tan solo nos quedan un par de canciones, y me encantaría que en estas últimas canciones que realmente disfrutásemos. ¿Puede ser?”, comentó la artista al ver lo que estaba ocurriendo.