Compartir

En pleno ojo del huracán, por protagonizar un sketch en el que se sonó los mocos en la bandera de España, Dani Mateo ha reconocido en la ‘Cadena Ser’ que se encuentra mal.

“Llevo dos días muy mal porque ha sido muy fuerte, he recibido amenazas mi familia, mi chica, yo, las empresas en las que trabajo…”.

En una entrevista en el programa ‘Hoy por hoy’, Mateo ha subrayado que “me pueden acusar de ingenuo, pero no supe prever la dimensión”.


El humorista ha asegurado que sí esperaba algo de polémica tras su ‘sketch’, pero no hasta el punto al que se ha llegado, con la supresión incluso de contratos de publicidad con el programa ‘El Intermedio’ donde se emitió.

Mateo ha lanzado un llamamiento en pro de la comedia y ha advertido que está en peligro. Así, ha lamentado que se ponga a los símbolos “por encima de las personas” y ha apostado “porque en este país se pueda seguir haciendo este tipo de comedia”.

Preguntado sobre si se arrepiente de la parodia, Mateo ha asegurado que “sería muy mal profesional si no hiciera este tipo de sketches. Yo apuesto por esta comedia irreverente, es una forma de abrir el diálogo. Estos días lo que hemos hechos es hablar. Yo sólo he abierto este melón”.