lunes, 21 septiembre 2020 1:22

La casta de Irene Montero que provoca caspa en las redes sociales

Ferrero Rocher es tendencia en Twitter y no por un nuevo sabor que haya sacado la marca de bombones. Todo es debido a la entrevista que La Ministra de Igualdad, Irene Montero, ha ofrecido a Diez Minutos y las fotos que acompañan al reportaje. Se nota, por su modelito y por sus aderezos que es Ministra de Igualdad. También se observa que algunos son más iguales que otros. Lo que le falta es el típico camarero con una bandeja repleta de los golosos bombones dorados.

La buena de Irene Montero ha respondido a múltiples cuestiones a la periodista Rosa Villacastín. En una lista de preguntas más larga que la coleta de Pablo Iglesias, Montero ha repasado temas como la intimidad, el reparto de tareas de la casa, con su pareja, los escraches que están sufriendo por parte de la ciudadanía o incluso ha hablado de la salida de España de Juan Carlos I.

Poco ha durado la calma en Twitter, ya que prácticamente al momento de publicarse la entrevista, las redes han echado humo. La polarizada red por antonomasia, la del pajarito, se ha llenado tanto de mensajes de crítica como de alabanzas a la guía espiritual de las rebeldes del siglo XXI. Y lo entendemos, Irene se hizo popular asaltando capillas y ahora vive en una casa en la que solo falta el mayordomo con los bombones, porque el resto lo tiene.

La vida familiar

Montero ha respondido sobre su vida familiar. Ha asegurado que valora mucho a sus progenitores. Y más ahora que su padre ha fallecido recientemente. También ha dicho que es amor lo único que puede dar a sus hijos. Amor y una herencia digna de un marqués, por otra parte. También les quiere inculcar esperanza y amor por la vida y que estén rodeados de gente que tenga ganas de vivir.

Por eso entendemos que no quieran seguir residiendo en Vallecas, un barrio triste y lleno de gente que odia la vida. La urbanización de Galapagar en la que viven es como la ciudad de la piruleta dentro del país del Chocolate al que viaja Homer Simpson, donde hay tiendas con chocolate a mitad de precio y guardias civiles que cuidan de que nadie toque su timbre sin permiso.

Por supuesto que la ministra no ha dejado pasar por alto la pregunta acerca del reparto de tareas con su consorte. Está contenta por que Iglesias ha sido el primer político que ha cogido la baja por paternidad. Es curioso que por paternidad si, pero cuando ella estaba enferma de coronavirus, el “Vice” fuera a los Consejos de Ministros tan pancho. En cuanto a la organización, ambos se reparten las tareas de casa. Admite que la sociedad está preparada para que esto sea normal.

Las críticas

Eso sí, ha admitido que lo de salir a cenar con velas y en plan romántico se acabó. Lo de la Dama y el Vagabundo, o viceversa, ya no puede ser porque ambos son conocidos y prefieren la intimidad de casa. Seguro que echan de menos los ambientes 15M en donde se reunían con el resto de asambleístas y comían como podían de la solidaridad de otras personas. Ya son políticos reputados y eso está mal.

Además, que tampoco llevan muy bien lo de que la gente les insulte por la calle cuando salen. Dice Irene Montero que esos energúmenos solo quieren insultar y molestar a sus hijos y que no buscan hacer una reivindicación política. Y es que es verdad, que la gente, en plena pandemia y con una crisis encima de sus cabezas, no tiene nada mejor que hacer que ir a molestar a los 3 angelitos Iglesias Montero o Montero Iglesias, que todavía no está muy claro.

Hay que tener en cuenta que, para Montero, un escrache es una movilización puntual y avalada por la justicia. Sin embargo, los perroflautas o yayoflautas, depende de como vea uno la edad de la gente que protesta en contra de Iglesias y Montero, solo buscan hacer daño, ir en contra de la democracia.

Irene acepta que ellos no han querido pararse a hablar con esas personas, y es normal, imagina que te pegan el coronavirus o algo peor, te regalan uno de sus chalequitos… Esa gente para Montero solo alienta el odio y nunca la crítica constructiva. Solo hay que rememorar algunos años pasados donde sin camiseta ella misma protagonizaba asaltos críticos, pero constructivos, a la libertad religiosa de otras personas.

A pesar de las 8 páginas de entrevista, hemos cogido los extractos que no tienen desperdicio y en otro de ellos responde a lo de acabar con la casta. Montero comenta que sí, que el 15M quería acabar con esa chusma antigua llamada políticos y que han llegado al Gobierno sin pedir dinero a bancos, como otros. Según ella, su partido ha crecido sin ayuda de poderosos. Y casi en mayúsculas, en pie y con el puño en alto, así nos la imaginamos, dice “a nosotros no se nos compra”. Y nos la imaginamos como un equipo de fútbol de los grandes que dice que ellos no son vendedores, ellos son un club comprador, de ahí los relojes, coches, vestidos de marca, casas… Un capitalismo marca 15M.

Críticas en Twitter

Entre las críticas más divertidas nos encontramos a de María Martín, que viene a preguntar directamente a Irene si el Reloj Rolex que luce en las fotos lo ha adquirido con los valores que ella predica

@Lineadegol admite que no le importan los escraches y que él los ha sufrido al ser hijo de un miembro de la Benemérita.

Los Ferrero Rocher también han tenido mucho éxito en las redes, desde la foto de Nicolás Bolivariano, pasando por la sagaz crítica de Sofía Rincón o el inteligente comentario de Rimbaud

Tampoco el Reloj que luce la ministra ha pasado desapercibido para los astutos usuarios de Twitter y también ha sido objeto de las críticas.

Pero sin duda el apodo que se lleva la palma y que nos ha sacado una carcajada ha sido el de la Preysler de Galapagar y que ha tenido mucho seguimiento en la red social.