Compartir

Kiko Hernández, colaborador de ‘Sálvame’, decidió mudarse hace unos meses a un chalet a las afueras de Madrid junto a sus dos hijas. El objetivo era conseguir más intimidad y alejarse del centro de la capital para dar una vida más tranquila a sus pequeñas.

A partir de aquí el piso que hasta entonces ocupaba Hernández en el madrileño barrio de Chamberí quedó vacío. Ahora ha decidido ponerlo a la venta.

Según informa ‘El Español‘, el piso cuenta con un amplio salón, cocina independiente, tres habitaciones y dos año. Es muy luminoso y cuenta, entre otros servicios, con aire acondicionado en todas las habitaciones.

Kiko pide por la vivienda de 150 metros cuadrados 795.000 euros.

5LA CASA DE KIKO

Atrás