Compartir

Carmen Lomana ha confesado que su situación económica también se está viendo afectada por el coronavirus.  “Tengo para comer pero no sé por cuánto tiempo”, aseguraba con ironía.

En una entrevista en ‘Todo es mentira’, el programa que presenta Risto Mejide en las tardes de ‘Cuatro’, la celebrity reconoció que la crisis del coronavirus le está pasando factura ya que la gran mayoría de sus ingresos vienen del alquiler de unas oficinas que ahora están vacías.

“Fundamentalmente vivo de eso y se han quedado vacías”, aseguraba.

Además Lomana se mostraba a favor de las protestas que se están produciendo contra el Gobierno, aunque reclamaba guardar la distancia de seguridad.

“Nos engañaron animándonos a ir a mítines, a la manifestación feminista y conciertos cuando el virus se estaba paseando por España como un tiovivo desde enero… Si he protestado tanto por eso, no tiene sentido concentrar ahora a la gente en la calle, porque estamos saliendo de un confinamiento durísimo”, aseguraba.

“Tienen toda la razón del mundo para protestar y yo sería la primera en hacerlo, pero desde la ventana de mi ventana, porque es muy peligroso concentrarse en la calle. Me parece una irresponsabilidad tremenda”, afirmaba.