Compartir
Twitter

El estilismo de la primera dama estadounidense ha vuelto a desatar ríos de tinta durante un safari a Nairobi y Kenia. Esta vez, Melania Trump ha despertado las críticas al lucir un polémico sombrero salacot, símbolo del colonialismo blanco en África y por tanto, de la opresión.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Thank you Kenya 🇰🇪 🇺🇸

Una publicación compartida de First Lady Melania Trump (@flotus) el

Más allá del salacot, Melania Trump también ha sido analizada por cada uno de los detalles utilizados en sus apariciones, incluido un caftán a rayas de Thierry Colson, que roza los 700 euros y con el que, no lucía tacones.