Compartir

Lo que sucede entre Melania Trump y su marido no lo sabe realmente nadie, o eso se cree. Lo que sí es cierto es que la primera dama de los Estados Unidos se toma la expresión “el que calla, otorga” en serio. Así lo ha explicado la exasesora de Donald Trump, Omarosa Maigault Newman en su nuevo libro “Unhinged: An Insider´s Account of the Trump White House”, donde asegura que detrás de todos los cuidadosos looks de Melania, que dan la vuelta al mundo en cuestión de segundos, se encuentran mensajes ocultos para “castigar” a su esposo.

Según Maigault, la gabardina verde que usó la modelo cuando visitó a los niños retenidos en la frontera de Texas con Mexico, la “usó para dañar a Trump, desencadenando una controversia que él tendría que arreglar, prolongando la conversación sobre la insensibilidad de la administración, arruinando el viaje en sí, y tratando de asegurarse de que nadie le pidiera que hiciera algo así otra vez”, a través del mensaje “I really don´t care, do you?” (“Realmente no me importa, ¿y a ti?)

La autora del libro, que anteriormente fue la mano derecha de Trump y que ahora se ha convertido en su mayor rival, asegura también que la primera dama fue “obligada” a realizar dicho viaje para “limpiar el caos de su marido” y que el mensaje iba dirigido a él.

En el mismo libro también queda grabado que “Melania está contando cada minuto para que él deje la presidencia y divorciarse”.