Compartir

Cuando una persona se anima a concursar en el programa “Supervivientes” sabe que perderá algún que otro kilo aunque no quiera. El cambio físico es espectacular y depende del tiempo que pases en la isla hondureña. Estar allí es duro, pero la vuelta a la realidad puede serlo también. Pasar de ingerir pocos alimentos en tres meses y volver a tu rutina normal de comidas puede causar el conocido efecto rebote.

Este cambio lo ha notado uno de los concursantes de la última edición, Logan. El Mister España ha engordado desde que volvió de la isla 15 kilos. El cambio es espectacular, casi está irreconocible. El caso de Logan llama especialmente la atención porque llegó a Honduras con un espectacular físico esculpido en el gimnasio y luego pasó a sufrir una preocupante extrema delgadez. 

El concursante estuvo en el programa “Sálvame” dos meses después de terminar el concurso (él fue uno de los finalistas). En Honduras perdió 13 kilos, que ha recuperado e incluso superado. 

Logan no se ha mostrado preocupado y afirma que “es normal, en el “reality” se comen 50 gramos de arroz al día, ¡hay que disfrutar de los placeres de la vida!”.