Compartir

El avión de Cristiano Ronaldo aterrizó en la tarde del pasado domingo en el aeropuerto privado de Caselle (Turín). El jugador portugués bajó de su jet privado con su hijo pequeño, Mateo, y de su mujer Geogian. En la pista le esperaban  seis Jeeps que le escoltaron hasta su nuevo domicilio. 

Ayer empezó oficialmente su aventura en la Juve, con su primer entrenamiento, aunque sus compañeros y el entrenador Massimiliano Allegri se encuentran en Estados Unidos para la International Champion Cup. El club italiano le dio la bienvenida en las redes sociales con un ''Buenas tardes Cristiano''.