Compartir

Chris Brown terminaba su concierto en el Coral Sky Ampithere en West Palm Beach, Florida, cuando a la salida era arrestado por agentes de la policía. El motivo de la detención fue una orden en su contra que había lanzado, hacía un año, uno de los condados de Florida por agresión.

El artista ya fue arrestado en 2009 tras ser denunciado por agredir a su exnovia, Rihanna, y fue condenado a 5 años de libertad condicional, un año de asesoramiento sobre violencia de género y seis meses de trabajos comunitarios. En 2016 también fue arrestado tras amenazar a una mujer con una pistola en Los Ángeles, California.

Otro de los problemas que están pendientes de esclarecerse con el rapero es una denuncia que tiene por parte de una mujer que aseguró haber sido violada de forma múltiple en una de las fiestas que Brown organizó en su casa.