Compartir

El actor, productor, director y cómico norteamericano, Kevin Spacey, está pasado por sus horas más bajas. 

Desaparecido de la escena desde que salieran a la luz varios escándalos que le relacionaban directamente en diversos casos de abuso sexual, el intérprete está siendo investigado en el Reino Unido por tres nuevos casos de agresión sexual, según informó 'TMZ'. Ya son seis las causas abiertas a las que se enfrenta Spacey en este país.

Según fuentes policiales británicas, un hombre aseguró que el actor abusó de él en 1996 en Westminster, otros dos denunciaron abusos en Gloucester en 2013 y en Lambeth en 2008.

Las anteriores acusaciones corresponden con casos ocurridos entre 2005 y 2008.