Compartir

Màxim Huerta dimitía el pasado miércoles como ministro de Cultura y Deportes del Gobierno de España. La noticia de que había sido condenado en el pasado por defraudar a Hacienda hizo que Pedro Sánchez tomara la decisión de prescindir de él de su nuevo Gabinete.

El ya exministro, lanzó duras críticas a los medios de comunicación, asegurando que “vivimos en una sociedad ahogada por el ruido, por la descalificación, donde las explicaciones ya no tienen cabida; no importa que yo haya pagado una multa, lo que importa es el bombardeo, el ataque que va contra mí”.

La escasa semana de Huerta como ministro también vino salpicada por unos polémicos mensajes de Twitter, escritos en el pasado, en los que criticaba el mundo del deporte o al ministerio de Hacienda.

?El miércoles, tras anunciar su dimisión, compartió en Twitter una foto de su madre como despedida.

Ahora, el periodista y escritor ha decidido cerrar su cuenta en esta red social, que tanto quebraderos de cabeza le han traído en los últimos días. Está por ver si será algo definitivo.

Lo que, de momento, sí mantiene es su cuenta de Instagram

Para defender aquello que más amas, a veces, es necesario retirarse. MH.

Una publicación compartida de MAXIMHUERTA (@maximhuerta) el