Compartir

Esta mañana 'El Programa de Ana Rosa', espacio en el que compartieron plató Joaquín Prat y Màxim Huerta durante años, analizaba la noticia que publicaba el diario 'El Confidencial', según la cual el ministro de Cultura y Deporte de Pedro Sánchez defraudó a Hacienda 218.322 euros a través de una sociedad limitada entre 2006 y 2008 (cuando era presentador de Mediaset). 

A lo largo de la mañana, el propio Huerta se defendía asegurando que es “un asunto cerrado” y que él ya había regularizado todo con el fisco. “Yo asumí mis responsabilidades”, “me recomendaron crear una sociedad y así lo hacíamos todos”.

Sin embargo, Joaquín Prats, el que fuera su compañero de programa, esas explicaciones no le convencían del todo y así lo dejaba claro en la mesa política: 

“Si hay una sentencia condenatoria del año 2017 que le condena a pagar y, además le impone una multa, entiendo que es porque no regularizó en su momento. No firmó la conformidad ni pagó, pleiteó con la agencia tributaria. Después de haber pleiteado y haber perdido, le supone una condena. Hubo gente que firmó la conformidad y pagó y hubo gente que decidió pleitear. Si se opta por la segunda opción, se alarga el tiempo, los intereses y se corre el riesgo de pagar una multa”.