Compartir

Álex Lequio, hijo de Ana Obregón, ingresó en el hospital 'Memorial Sloan Ketterin Cancer Center' de Nueva York para tratar un tipo de enfermedad que no ha sido revelada por la familia. La única información desvelada es que Álex está respondiendo de forma positiva al tratamiento que se le está dando, tal y como asegura el periodista Jesús Mariñas en 'La Razón'.

Según algunas fuentes cercanas al joven, no se esperaba que Álex Lequio respondiera tan bien al tratamiento. El padre comentó que “todo está bien. No hay nada de qué preocuparse“. 

Su madre no se ha separado en ningún momento de su hijo y ha dejado sus compromisos profesionales al margen hasta que se recupere. 

¡Ánimo Alex!