Compartir

Sólo dos personas acudieron a la firma de su disco. Sí, únicamente dos personas.

La presentadora y su pareja llegaron a quedarse esperando más de una hora a que alguien se acercara, al margen de la hija de la periodista, Carmen Borrego, que allí estaba.

Las únicas dos personas que se dignaron a aproxamarse a María Teresa y a Bigote Arrocet fueron dos seguidoras de la presentadora. La primera llegó hasta la pareja como fan, pero sin el disco. Luego fue a comprarlo para que se lo firmara. La otra persona, fan también de María Teresa, casualidades de la vida, se llamaba igual que ella. Más allá de esas dos personas, nadie más acudió a que la pareja les firmase su primer trabajo juntos.

Tras la finalización del evento, ambos se quejaron de que por megafonía no se había anunciado su presencia en el centro comercial. 

'Fórmula TV' informa de que que tenía que haber ocurrido a las 19:00 horas de la tarde. Sin embargo, fue a las 20 horas cuando ese anuncio llegó a oídos de la gente. Según María Teresa Campos, el problema también era de Mediaset.