Compartir

La Familia Real española recibió el año pasado 429 regalos, 51 más que en 2016, según revela hoy la web de la Casa del Rey, dentro de la política de transparencia adoptada por la Jefatura del Estado con la llegada de Felipe VI. Entre los obsequios hay esculturas, maquetas, álbumes, camisetas y muchos libros, además del pastillero que la duquesa de Cornualles entregó a la reina Letizia con motivo de su viaje de Estado a Reino Unido.

Estos 429 regalos institucionales están relacionados con las actividades oficiales de los miembros de la Familia Real, recibidos bien en ejercicio de una previsión específica contenida en el programa (intercambio o entrega de un obsequio), bien en el contexto de una actividad oficial debidamente agendada.

También se incluyen los regalos ofrecidos por las administraciones públicas o entidades e instituciones integradas en el sector público estatal, autonómico o local, así como los regalos ofrecidos por las autoridades de un Estado extranjero, incluidos sus embajadores, según informa la Casa del Rey.

Los 429 regalos son de todo tipo y condición. Abundan las placas conmemorativas, las maquetas, como las que entregaron a los Monarcas Rafael Correa, presidente de Ecuador, o el rey de Arabia Saudí, Salman Bin Abdulaziz, o las réplicas de trofeos deportivos, como la del equipo de baloncesto del Real Madrid. Pero también hay unas gafas de sol, obsequio del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), que fue recibido en Zarzuela hace casi un año, el 12 de mayo, y sobre todo libros.

Hay regalos más personales, como el pañuelo artesanal entregado por José María Chajón, secretario de Turismo de Guatemala; tres peluches que le dieron a doña Letizia en la 76ª edición de la Feria del Libro de Madrid, o un juego de ajedrez del Rey de Jordania, junto a un rifle artesanal tradicional o una vasija de porcelana vidriada de Xi Ping, presidente de la República Popular China.