Compartir

Katy Perry fue la protagonista de la última edición del programa 'American Idol'. La cantante estadounidense sufrió un momento embarazoso durante la emisión del espacio televisivo que sorprendió a todos los espectadores que asistieron de público.

A la artista se le rompieron los pantalones en pleno ataque de risa y alucinó cuando se dio cuenta de los sucedido: “Oh dios mio, se me han roto los pantalones”. Lionel Richie, presentador del programa, ayudó a Katy Perry a cubrir su trasero.

Luke Bryan ironizó sobre lo ocurrido: “¡Salvad a los niños!” ante las risas del público al ver cómo Richie trataba de arreglar el pantalón de la cantante.