Compartir

La influencer Aida Domenech, más conocida como Dulceida, ha confesado lo que es un secreto a voces. Siempre que publica un post en su cuenta de Instagram, no se olvida de retocar sus fotos colocando filtros para que resulten llamativas para sus seguidores.

A través de Instagram Stories, confesó que es su mujer, Alba Paul, la responsable de editar sus imágenes antes de compartirlas con sus followers. De hecho realizó una prueba de retoque fotográfico en la que nos enseña el resultado final.

En esta imagen, se puede observar que la it-girl española tiene un cesto que se refleja en el espejo en el que se realiza la foto. Instantes después, sube otra instantánea en la que ese mismo cesto ya no aparece.

Sin embargo, Dulceida refleja por otra parte como se le ha olvidado ocultar el cordón que aparece en el vestido. Con acciones como ésta, demuestra su lado más ameno con sus seguidores.