Compartir

El hijo del príncipe Eduardo y de la condesa de Wessex, el principe Edward (vizconde Severn) ha sido cazado conduciendo un Land Rover por los terrenos del castillo de Windsor, tal y como publica el diario británico 'The Sun'.

Lo más llamativo de estas imágenes no es solo el mero hecho de verlo al volante, sino que ya conduce a los diez años de edad. En Reino Unido aquellas personas que no se han sacado el carné de conducir y que son menores de edad tienen prohibido conducir por la vía pública.

Según afirman algunos testigos que vieron al pequeño conducir, lo hacía a una velocidad “considerable”. No se trata de la primera vez que un menor de la casa británica conduce un coche. Su hermana lady Louisa ya condujo junto a su madre un carruaje por los mismos terrenos.