Compartir

El mensaje que ha escrito Rufián en Twitter es el siguiente: “Cuando alguien utilice su formación y títulos académicos como arma arrojadiza y clasista, recuérdale que Miguel Hernández era jornalero”.

Hasta ese momento todo estaba bien, pero en el momento en el que el diputado le ha dado al botón azul de “Twittear” una avalancha de usuarios han corrido a recordarle al diputado que el poeta Miguel Hernández no era jornalero, sino que era pastor de cabras desde pequeño.

Algunas de las respuestas más ocurrentes han llegado desde todos los rincones de Twitter, y estas son: