Compartir

María José Galera, una de las concursantes más polémicas de la primera edición de Gran Hermano, reaparecía el sábado en el plató 'Sálvame Deluxe'.

La andaluza, famosa exnovia de Jorge Berrocal (¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza?) pasó por el programa de Mediaset para contarnos el calvario que ha pasado durante su estancia en México.

Galera lleva viviendo en el país centroamericano cinco años, los mismos que ha pasado alejada del foco mediático. La ex Gran Hermano se trasladó a México con su actual pareja, pero lo que parecía una nueva oportunidad para la andaluza se ha tornado en “un calvario”, según sus propias palabras.

María José y su pareja se mudaron con la intención de montar un club de pádel, pero tras un importante desembolso inicial, según Galera, sus socios la traicionaron. Además cuenta cómo desvalijaron su casa cuando estaba de visita en España, motivo por el cual tuvo que vivir afinada en una pequeña habitación.

La andaluza también comentó que durante su estancia vio crímenes horribles, “gente muerta por la calle a balazos”, lo que, sumado a su precaria situación económica, le provocó  una “profunda depresión”. Según ella, no tenía dinero ni para comer.

Finalmente, afirmó que ha logrado salir adelante gracias a la ayuda celestial de su hija fallecida.