Compartir

El papel cuché está que arde. 

La revista 'Semana' saca hoy en portada a un Kiko Rivera con un aspecto desconocido tras haber perdido 27 kilos de peso después de haberse sometido a una operación de reducción de estómago.

Lo que mantiene el hijo de Isabel Pantoja, además de una alopecia galopantees el enfrentamiento con su hermana Chabelita: “Mi hermana no ha venido a conocer a mi hija“, se lamenta el 'Dj' en una entrevista en exclusiva concedida al citado medio.

Además, Rivera, dedica unas bonitas palabras a la tonadillera: “No supe valorar lo que es una madre hasta que la mía estuvo donde estuvo“.

¿Te lo vas a perder?