Compartir

Pilar Eyre es una especialista en Casa Real. 

En una entrevista concedida a 'Bekia' donde la periodista fue, como Paco Umbral, a hablar de su libro 'Carmen la rebelde', Eyre desvela una anécdota curiosa, que tiene como protagonista a la Reina Sofía, y que nos ha dejado a todos con la boca abierta.

Cuando sus nietas, las Princesas Leonor y Sofia, hijas de su Majestad Felipe VI y la Reina Letizia, eran pequeñas, Doña Sofia, atendiendo a su papel como abuela, quiso ver a las niñas.

Sin embargo, los Reyes no estaban en la residencia y, para su sorpresa, la enfermera, que cuidaba a las Infantas, no dejó entrar a la reina Sofía.

Pero soy su abuela“, advirtió ella, a lo que la enfermera le contestó que no podía dejar pasar a nadie que no estuviera en la lista de autorizados que, previamente, habían dejado escrita Don Felipe y Doña Letizia.

Aquello supuso un trauma para Doña Sofia, ya que, es por todos conocidos, el amor que profesa nuestra antigua reina por sus nietas.