Compartir

Desde que Carlos Lozano entrara en el plató de Sálvame, todo ha explotado. Donde antes estaba María Teresa Campos, el madrileño ha puesto patas arriba el programa. De eso no cabe duda

Una semana lleva Carlos en el programa. Suficiente, por lo menos para Mila Ximénez, que, aun forjada en mil batallas, no aguantó la presión y abandonó el plató y el programa, quizás para siempre. “Chulería ninguna, cuando nos tengas respeto te pones en ese puesto”, señaló antes de abandonar el plató.

Esta sería la tercera ocasión en la que Mila deja el programa de Telecinco. La primera fue por 'Supervivientes' y la segunda hace más o menos un año cuando se sometió a una espectacular operación estética para retocar su cara.

La revista 'Semana' asegura que ha sido el detonante para que Ximénez lo deje definitivamente. Según fuentes cercanas a Telecinco, consultadas por la publicación, Ximénez asegura que faltará las dos próximas semanas y que su regreso no está tan claro como parecía.  Todo no quedó en lo que se vio en la tele. Entre bastidores, siguió el enfrentamiento que, por cierto, empezó cuando Lozano habló de Manolo Santana.