Compartir

¿Te imaginas recibir un Grammy por correo? Eso fue precisamente lo que le ha pasado a Carlos Escalona. El Grammy Latino que se llevó Justin Bieber hace unos meses por su participación en 'Despacito' ha terminado en manos de otra persona. Casualidades de la vida, Carlos pertenece activamente también al mundo de la industria musical, ya que resulta ser el productor musical que trabajó con Marc Anthony en su álbum “Marc Anthony for babies”, tal y como informa el portal americano 'TMZ'.

“Todos somos humanos, ¿no?” Eso deben estar pensando desde la organización de los Grammy. 

Así se tomó Escalona el error. No tiene desperdicio:

Coincide la entrega errónea con que Carlos esperaba otro galardón, ya que Marc Anthony for Babies ganó en la categoría de Mejor Álbum Infantil.