Compartir

Twitter es un lugar tan maravilloso como oscuro. Plataforma de opinática barata y reflexiones profundas a la vez, la red social del grojeo se ensaña con uno de sus usuarios más ilustres.

Tras varios años en el anonimato, la identidad de Pastrana (@JosPastr) ha sido desvelada por @Esparroqui, otro tuitero misterioso que celebra su desenmascaramiento desde la más profunda incógnita.

Según Esparroquí, Pastrana sería el pseudónimo de José Miguel Aspas Cutanda, alcalde desde 2015 de la localidad turolense de Villar del Cobo (175 habitantes) por el Partido Popular.

Aspas ha sido descubierto después de que su compañero analizase y comprobase varios datos coincidentes entre su perfil privado y el de @JosPastr. Detallado en un hilo de Twitter, Esparroquí comprobó que la profesión, casa, nombre e incluso gato o guitarra coincidían.

VARIEDAD DE OPINIONES

Twitter se incendió una vez fue desenmascarado Pastrana. El propio Aspas Cutanda desactivó la cuenta y borró su rastro provocando innumerables reacciones entre influencers, analistas, expertos en comunicación y perfiles privados.

El alto contenido político de su cuenta ha sido llevado a debate al desvelarse la pertenencia del tuitero al Partido Popular. Su carácter conservador desde la acidez no contaba con el respaldo de un amplio sector del ciberespacio que ahora ataca e ironiza.

Mientras que algunas cuentas anónimas como la del propio Esparroquí o Barbijaputa (@barbijaputa) celebraban su caída, ciertos líderes de opinión como Juan Soto Ivars -experto en social media- critica la doble moral presente en las redes.

¿Cómo puede celebrar un perfil anónimo el desenmascaramiento de otro? La polémica está servida. Twitter siempre se caracterizó por ser un interesante espacio de debate. ¿Hasta donde llegará la libertad? ¿Y los valores y la moral?