Compartir

Después de permanecer durante
mucho tiempo lejos de los focos mediáticos, Fran Álvarez ha tomado una decisión
bastante importante
y ha decidido hacer desaparecer a Belén Esteban totalmente de
su vida
. Lo único que le quedaba presente a Fran de su expareja, Belén Esteban,
era un tatuaje en su antebrazo, donde se podía leer el nombre de la Princesa
del Pueblo.

Ahora, ha decidido borrarlo y
pasar página del todo
. Encima del lugar donde antes se encontraba el tatuaje
con el nombre de Belén, ahora hay una gran pluma de color azul. Este nuevo
tatuaje no solo representaría su nueva vida sino que también sería un homenaje a
una de las mascotas
del camarero, un loro con el que ha compartido muchos años de su vida.

“Es una nueva etapa, hay que
pasar página”. “Me encuentro muy bien
“, le dijo Fran al periodista Aurelio Manzano en una entrevista. Además,
según ha comunicado el periodista en el programa 'Viva la vida', Fran continúa con su terapia y está
comenzando una historia de amor con una chica.