Compartir

“Estoy muy triste por no poder desfilar en China este año. ¡Amo a mi familia en Victoria's Secret y estaré con todas mis chicas en espíritu! No puedo esperar a sintonizar con todos para ver lo precioso que sé que va a ser el desfile, ¡y ya estoy esperando el del año que viene!”. Este ha sido el tuit con el que la modelo estadounidense, Gigi Hadid, ha confirmado su ausencia en el desfile del próximo lunes, que se celebra en Shanghai.

El “Ángel” Hadid que figuraba como uno de los grandes reclamos de la marca de lencería, no ha esgrimido las razones de su ausencia, pero todo apunta a que el boicot que se había puesto en marcha en las redes sociales contra ella por la emisión un vídeo grabado a principios de año, ha tenido éxito. En  la grabación, que ella mismo retiró de SnapChat, imitaba a una galleta con forma de Buda. 

Llegados a este punto, está claro que las disculpas que Gigi ofreció por la plataforma china Weibo el pasado mes de septiembre, cayeron en saco roto.