Compartir

Hay escotes de vértigo. Impresionantes diseños que a menudo juegan malas pasadas. Y si no, que se lo digan a la presentadora Adriana Abenia que, anoche, mientras posaba en el photocall de un evento de la revista 'GQ', acabó enseñando un pecho. 

El vestido negro, diseñado por la modista Juana Martín, no permitía el más mínimo margen. De tal manera que mientras posaba ante la prensa, un pequeño movimiento hizo que su pecho izquierdo también posara ante los gráficos. 

Nada más percatarse del “descuido”, Abenia se tomó con humor lo ocurrido. Eso sí, seguro que le cuesta olvidar este momento.