Compartir

La semana pasada, la princesa del pueblo, Belén Esteban
cumplía 44 años y lo celebraba en un famoso local del centro de Madrid, Museo Chicote, 
junto con algunos de sus compañeros y amigos. Lo que no se esperaba Belén era
la presencia de su hija, Andrea, que después de dos meses y medio sin verse, volvían
a reencontrarse. La hija de la Esteban viajaba el pasado viernes hasta Madrid para
sorprender a su madre en su cumpleaños. 

Según publica la revista 'Lecturas',
gracias a Miguel Marcos, pareja de la
colaboradora de 'Sálvame',  madre e hija volvían
a reencontrarse
, ya que fue él quien se encargó de planear la sorpresa. Tal
fue la alegría de Belén al ver a su niña, que nada más encontrarse se fundieron en un
intenso abrazo
, al tiempo que gritaba: “¡Mi niña, qué guapa!”.  

Diversos rostros conocidos como el
del ex madridista Fernando Hierro o el arquitecto Joaquín Torres acudieron a la
celebración. También fueron muchos los compañeros de 'Sálvame' como Terelu
Campos, Mila Ximénez o Lydia Lozano
los que se apuntaron a la fiesta. Pero sorprendentemente,
ni Jorge Javier Vázquez, ni Paz Padilla, ni María Patillo se pasaron por el
cumpleaños de su compañera.