Compartir

El príncipe Harry ha dado unas declaraciones cuanto menos sorprendentes. El quinto en en la línea de sucesión al trono británico ha concedido una entrevista a la revista americana 'Newsweek' donde ha asegurado que nadie de su familia quiere el trono

“Si les preguntasen a los jóvenes de mi familia si quieren ser rey o reina, todos dirán que no, incluido Guillermo, pero nuestro deber es cumplir con nuestras obligaciones, afirmaba el príncipe. 

“Si yo fuera el heredero, cumpliría con mi papel por deber, argumentaba Harry quien reconoce la admiración que siente por los 65 años de reinado de su abuela, una larga etapa que califica de “remarcable servicio que lleva ofreciendo la reina Isabel II al país, por el bien de sus ciudadanos“. Además, ha tenido buenas palabras para su abuela asegurando que la monarca siempre les ha dado libertad para representar a la Corona: “La reina es fantástica porque nos ha dejado escoger lo que queremos dentro de la institución e insiste en que nos tomemos nuestro tiempo”

En la entrevista, el príncipe Harry también hablo sobre su vida y el futuro de la monarquía y ha dejado claro varias veces que anhelaba ser algo más que un príncipe. Aunque sabe la importancia de su condición de príncipe para marcar la diferencia: “Siento que hay una pequeña ventana cuando la gente está interesada en mí antes de que los hijos de William asuman responsabilidades y tengo que aprovechar la máximo”, asegura.

En cuanto a aspectos más personales, el príncipe Harry ha evitado hablar de su novia Meghan Markle. Lo que si ha hecho ha sido recriminar a quienes le hicieron desfilar con tan solo 12 años detrás del féretro de su madre, la princesa Diana en 1997. Ningún niño debería ser colocado en la situación de andar detrás del ataúd de su madre ante las cámaras de televisión retransmitiendo para todo el mundo, hoy no creo que ocurriese eso”, explicaba Harry en la entrevista.